Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2018

El sistema circulatorio de los insectos

Imagen
El sistema circulatorio de los insectos es un sistema abierto, es decir, la hemolinfa (su "sangre") se encuentra bañando libremente las cavidades (hemocele) del interior del insecto, sin circular por demasiados vasos. El patrón de flujo de la hemolinfa es regular entre las extemidades y los órganos, asistido por contracciones musculares de algunas partes del cuerpo, especialmente las contracciones peristálticas del vaso longitudinal, el también llamado corazón. La hemolinfa no baña directamente las células porque, tanto los órganos internos como la epidermis están cubiertos por una membrana basal, regulando así el trasiego de moléculas. La hemolimfa La hemolimfa representa una parte importante del peso de un insecto, siendo entre 20-40% para larvas más blandas y menos de un 20% para insectos adultos y ninfas. La hemolimfa es un fluido acuoso que contiene iones, moléculas y células. Suele ser incolora y clara pero puede ser amarilla, verde, azul e incluso