Cucarachas en nuestras casas: alerta de la OMS

La OMS publicó hace ya algunos años un libro en el que trata una serie de plagas urbanas y sus consecuencias para nuestra salud. Hoy veremos qué se ha dicho sobre las cucarachas y veremos formas de acabar con ellas o, al menos, mantenerlas alejadas de nuestras casas.


Como sabemos, las cucarachas son unos insectos que se han adaptado muy bien al ser humano y han sabido aprovecharse de nosotros. Lo que se suele desconocer es que existen aproximadamente un total de 4000 especies de cucarachas descritas aunque solo 50 aprox. son plagas potenciales para el ser humano.

Para minimizar la adquisición de resistencias a los pesticidas, en los últimos años han surgido nuevos enfoques que intentan eliminarlas sin usar productos químicos, muy tóxicos tanto para las personas como para el medio ambiente.

Vamos a ver, a continuación, cómo es el ciclo de vida de una cucaracha y las principales especies que podemos encontrar en nuestras casas.







Estas son las especies que la OMS considera las más comunes en todo el mundo, estoy seguro de que reconoceréis muchas de ellas. Vamos a ver más en detalle las características de la biología de la cucaracha alemana, ya que muchas de sus características se aplican a las cucarachas que viven en nuestras casas. Quién no ha encendido la luz de la cocina y ha empezado a observar cucarachas moverse a la velocidad de la luz. Son nocturnas y uno de los insectos más rápidos.

Biología de Blatella germanica

Como ocurre en muchas especies de cucarachas urbanas, es difícil determinar el origen de esta especie. Se piensa que se originó en el este de Europa o Asia. Ahora se encuentra distribuida por todo el mundo, como tantas otras especies, debido a la facilidad que ha tenido para viajar en barcos y otros transportes y establecerse en áreas urbanas ya que las cucarachas comen de todo y soportan una cantidad impresionante de condiciones que otros insectos no pueden soportar. Tanto en esta especie como en muchas más, los sistemas de calefacción y las cocinas les han proporcionado todo lo que necesitan para llevar a cabo su ciclo vital, unas temperaturas no demasiado frías y comida. Las ninfas, su estadio inmaduro, se desarrollan muy rápido, llegando a tener hasta 4 generaciones el año. Ya se ha demostrado que estas cucarachas son causantes de alergias y asma, principalmente por sus deposiciones fecales. Es importante, si existe una persona con alergia a las cucarachas en la casa, eliminarlas cuanto antes y limpiar muy bien las zonas en las que puedan haber deposiciones fecales. Se ha visto que en el primer instar (la primera fase de la ninfa, la más pequeña) las ninfas suelen tener mucha mejor capacidad de supervivencia si se alimentan solo de materia fecal. Algunos insecticidas se transmiten muy bien a través de las deposiciones fecales, una buena forma de acabar con ellas en el primer estadio de vida. 

Ahora que hemos visto, de forma general, como es la vida de una cucaracha, veremos algunas cosas muy importantes ya que pueden afectar de muchas maneras a nuestra salud. El uso de insecticidas continuado puede provocar una acumulación de tales productos químicos en superficies y en el ambiente. Se han hecho varios estudios que sugieren que esto podría perjudicar la salud de las personas, como señala la OMS.

Cucarachas contra la salud

-Como ya hemos comentado antes, las cucarachas son una importante fuente de alérgenos (junto a los ácaros y muchos otros) e incluso con su eliminación y limpieza extrema, sus deposiciones pueden permanecer hasta 6 meses en el hogar, con todo lo que ello implica. Ya se han hecho algunos estudios relacionando la mortalidad por asma infantil y la presencia de cucarachas en sus casas.

-Es de destacar también su importancia como portadores de microorganismos, muchos de ellos potencialmente patógenos. Se han hecho estudios de cucarachas en hospitales y se ha visto que muchas son portadoras de Salmonella sp. y muchas de ellas eran resistentes a antibióticos. Indirectamente, pueden afectar a nuestra salud contaminando productos de la agricultura, que luego comemos. Ha sido estudiada la transmisión de diversas enfermedades en las granjas de cerdos por culpa de las cucarachas y que luego podían acabar perjudicando nuestra salud, como la de la bacteria Escherichia coli verotoxigénica.

-Muy importante, a pesar de lo que hemos dicho, no hay una verdadera base sólida que nos asegure que las cucarachas puedan ser vectores de enfermedades humanas, es decir, que nos transmitan directamente un microorganismo causante de una malaltía, como lo hacen los mosquitos que transmiten el parásito de la malaria.

Los costes económicos para el control de su población son muy altos. Ahora sí, ha llegado el momento de ver de qué formas se puede eliminar o controlar una plaga de cucarachas.

Métodos de control 

Se suele usar un conjunto de métodos como las trampas de compuestos químicos que son agradables para ellas pero son capaces de matarlas después de su ingestión. Generalmente también hay muchos productos que se suelen aplicar en grietas y hendiduras, lugares de paso de las cucarachas que, cuando se llenan de compuestos tóxicos, estas intentan evitar. Muchos insecticidas se pueden aplicar en spray y lo bueno que tienen es que el compuesto químico solo es tóxico cuando la cucaracha lo ingiere aunque hay muchos que generan resistencias.

A veces sucede que, por la causa que sea estos métodos convencionales no se pueden aplicar, imaginemos una plaga de cucarachas en un museo o en un avión. Hay métodos no convencionales como el tratamiento con altas temperaturas, que, aunque es caro, tiene una altísima efectividad. Por lo general, no hay ninguna cucaracha que sobreviva a una exposición de 50 grados durante casi 1 h, asegurando la eliminación en las zonas más problemáticas como las cocinas.

La alternativa de cara al futuro es el control biológico, consistente en usar otro organismo para matar o mantener a raya a la cucaracha. Se pueden usar parásitos que las infecten en sus estadios más juveniles, antes de que se reproduzcan. Se usan, sobre todo, un grupo de himenópteros parásitos de cucarachas, como los evaniidae.

Hemos visto que, si bien hay muchas maneras de luchar contra las cucarachas, es muy complicado erradicarlas y, lo más efectivo es combinar todas las estrategias que podamos. Intentar mantener nuestra muy limpia, sin comida por la cocina, desinfectando y taponando huecos por donde se puedan colar, poniendo trampas, etc. Si la infestación es demasiado alta y hay problemas de salud, no hay oltra alternativa que contactar con una empresa de control de plagas para que las eliminen.

Adjunto el enlace para quien quiera descargarse el libro de la OMS.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Anatomía interna

El sistema digestivo de los insectos

El sistema respiratorio de los insectos