El sistema nervioso de los insectos

El sistema nervioso de los insectos tiene muchas cosas base en común con nuestro sistema nervioso y el de la mayoría de animales. Está formado por neuronas (de entre otros tipos celulares) y muchos tipos de neuronas son parecidas a las nuestras. Como sabemos la neurona tiene diversas partes que también están presentes en las de los insectos, tales como el cuerpo celular, las dendritas, los axones (recordemos que según el tipo de neurona unas partes estarán más desarrolladas que otras) y también se dan sinapsis y liberación de neurotransmisores. Muchos de los neurotransmisores son también comunes a los vertebrados como la acetilcolina o algunas catecolaminas como la dopamina. Algunos más específicos de insectos serían el L-glutamato, GABA (aunque también están presentes en vertebrados). La actividad muscular está modulada sobre todo por octopamina, serotonina y proctolina.











En este diagrama se representa el mecanismo reflejo simple de un insecto. Las flechas señalan la dirección del impulso nervioso a través de dendritas y axones. Vemos que distintos tipos de neuronas se encuentran interconectadas y agrupadas y que cada una recibe y envía impulsos nerviosos a los músculos o a ciertos receptores de la epidermis como los sensilios tricodeos. Los cuerpos celulares de las motoneuronas e interneuronas se agregan junto con todo lo que las interconecta entre ellas y forman los ganglios; siendo los centros nerviosos integradores de los insectos. Luego veremos que hay varios ganglios de estos repartidos por el cuerpo de un insecto y dependiendo del tipo de insecto pueden estar más fusionados o independientes entre si.

Sistema nervioso central (SNC)

Es el sistema que se representa en el esquema de arriba. Es el sistema nervioso principal y consta de ganglios repartidos por el cuerpo en serie y conectados por cordones nerviosos longitudinales pareados. En los insectos más primitivos había dos ganglios distintos por cada segmento pero en la mayoría de insectos actuales estos dos ganglios se encuentran fusionados en uno de manera que encontramos un ganglio por cada segmento. En la cabeza los ganglios se fusionaron para formar los dos grandes centros ganglionares de un insecto: el cerebro y el ganglio subesofágico. En el cerebro se han identificado 3 regiones diferenciadas: protocerebro, deutocerebro y tritocerebro. El primero inerva los ojos, el segundo las antenas y el último recoge e interpreta las señales que llegan a través de otros receptores del cuerpo.

El SNC del (a) corresponde al de una pulga, por ejemplo; el (b) al de una cucaracha o algún díptero; el (c) a algunos tipos de himenópteros; el (d) a dípteros como las moscas; y el (e) representa el tipo de fusión ganglionar más extrema, presente en algunas chinches acuáticas (Hydrometridae) y algún género específico de coleópteros.

Sistema nervioso visceral o simpático 

Consiste en tres subsistemas: estomodeal o estomatogástrico (inerva sobre todo el aparato digestivo), el visceral ventral y el visceral caudal. Los dos últimos inervan órganos endocrinos, órganos reproductores y elementos del sistema respiratorio como las tráqueas.

Sistema nervioso periférico

Consiste en todos los axones de las neuronas motoras que van hacia los músculos desde los ganglios del sistema nervioso central, el sistema nervioso del estomodeo y también las neuronas sensoriales procedentes de ciertas estructuras cuticulares que reciben estímulos mecánicos, químicos, térmicos y visuales de todo lo que rodea al insecto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Anatomía interna

Los coleópteros

Taxonomía básica de insectos