Los embiópteros, grandes desconocidos


Probablemente, uno de los órdenes de insectos menos estudiados sobre todo en España ya que la mayoría de especies se ubican en áreas tropicales, también por la falta de estudios en la Península Ibérica. Embioptera proviene del griego embié que significa vivaz o animado.

Características generales: son insectos eusociales, es decir, forman sociedades de cierto número de individuos. Suelen medir alrededor de unos 10 mm y su rasgo distintivo es que poseen unas glándulas productoras de seda en los tarsos de las patas delanteras. Construyen galerías y las tapizan de seda.
Respecto a su morfología, los ojos son compuestos y sin ocelos, antenas filiformes, boca ortopteroide. Muchas glándulas productoras de seda por tarso en algunas especies (tropicales sobre todo). Muchas especies no son aladas pero en las que sí lo son solo los machos las poseen. Las mantienen pegadas al abdomen en estado de reposo, pudiendo doblarlas contra las paredes de sus galerías si necesitan ir hacia atrás. Muy poca venación alar, típica de pterigotas primitivos. El abdomen es cilíndrico y con dos cercos al final. Muchas veces es complicado clasificarlos por lo que se suele requerir una genitallia (determinación de la especie por el estudio de sus órganos reproductores).

Ditribución: gran diversidad en bosques tropicales peor también en regiones cálidas, escaseando si las regiones son más templadas.

Taxonomía: 11 familias y unos 85 géneros agrupan las 400 especies descubiertas. En Europa solo hay reconocida la presencia de dos géneros. Se disponen de manuales de identificación con claves para estos insectos.

Biología: como hemos dicho, son insectos gregarios. Las hembras cuidan a sus hijos y los mantienen en galerías que se conectan con las galerías de otras hembras. La hembra cuida a su progenie solo durante algún tiempo. Por lo general las especies suelen tener dos sexos aunque en casos extraños como especies isleñas se puede dar el fenómeno de partenogénesis, en el que solo haya hembras y estas sean capaces de producir huevos sin necesidad de un macho que los fertilize.
Con respecto a la alimentación, tanto ninfas como hembras son detritívoras y herbívoras, alimentándose de hojarasca, líquenes, corteza de árbol, etc. Los machos no se alimentan aunque hay algunas especies (tropicales) que sí lo hacen. Se ha visto que las hembras pueden dar comida predigerida a las ninfas y que tejen sus sedas por las zonas donde van a comer o donde pasan más tiempo. Refuerzan más con seda aquellas zonas que van a visitar más como las zonas de cría y de descanso.
Estos insectos tienen muchos depredadores, como arañas, ciempiés, pájaros, reptiles, etc.

Importancia y estado de conocimiento: grupo muy desconocido y poco estudiado. En España hay un gran desconocimiento y es muy posible que haya muchas especies por descubrir. No suelen causar daños de tipo económico excepto algún caso aislado de un embióptero invasor.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Anatomía interna

Taxonomía básica de insectos

Los coleópteros